Sabado, 16  de Diciembre 2017
Spanish English French Italian Portuguese
         
 

POR UNA NAVIDAD EN PAZ Y ARMONIA CON EL AMBIENTE.

 

alt

 

 En el mundo existen 15.000 especies de musgo identificadas, de las cuales en Colombia se encuentran reportadas 903; el  50% de estas especies crecen entre los 2000 y 3000 msnm. El musgo retiene gran cantidad de agua, enriquece la tierra, prepara el sitio para el establecimiento de plantas superiores en el ecosistema y es indicador de contaminación.

La Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental – CORPONOR, liderada por el ingeniero Luis Lizcano Contreras, ha venido trabajando con la comunidad sobre la importancia de cuidar nuestros bosques y páramos sin arrancar musgos, pues es el gran pesebre que nos acoge en el planeta y nos permite convivir en condiciones favorables.

 

La remoción y extracción irracional de los musgos, líquenes, quiches y otras plantas de los ecosistemas, desequilibra el ciclo hidrológico, contribuyendo a la disminución del agua, desprotección, desertificación, erosión de los suelos, reducción de la biodiversidad, el deterioro del paisaje y afecta el equilibrio natural de los bosques nublados y páramos, lo cual crea la necesidad de fortalecer la cultura ambiental en todo el territorio Nortesantandereano.

Es por esta razón que Corponor, continuará contrarrestando los índices de tráfico y comercialización de los recursos naturales, especialmente el musgo, los líquenes y quiches que son utilizados en la elaboración de los adornos navideños en esta época decembrina.

La Corporación estableció en los diferentes perímetros urbanos y rurales de Norte de Santander, los respectivos operativos de control y vigilancia ambiental, en los cuales se aplica las sanciones que contempla la ley 1333 del 21 de julio del 2009.

“Nuestro trabajo es preventivo y operativo, el cual está encaminado a brindar seguridad y un ambiente de tranquilidad a todos los nortesantandereanos, pero siempre y cuando se tenga un respeto por los recursos naturales en esta época navideña”, manifestó, Lizcano Contreras, Director General.

Desde el proyecto de Educación Ambiental y Participación Comunitaria, Corponor ha venido desarrollando capacitaciones encaminadas al  cuidado y conservación de los recursos naturales desde los hogares, colegios y puestos de trabajo; permitiendo de esta manera contribuir a un desarrollo sostenible en la región.

 

“El daño ambiental provocado por los seres humanos al momento de atentar contra el musgo, líquenes y quiches es irreversible, porque un musgo tiende a recuperar 1centímetro cada 50 o 60 años, y cuando quitamos un colchón de 8 centímetros, la naturaleza está perdiendo un trabajo de 100 a 200 años”, así lo manifiesta Antonio Ramírez, Biólogo de Corponor.

 

Navidad ecológica, es simplemente un llamado a preservar nuestro medio ambiente por encima de las costumbres y derroches de energía eléctrica… Vivamos una Navidad en Paz y Armonía con el ambiente.

 

chat corponor