Miercoles, 16  de Enero 2019
Spanish English French Italian Portuguese
 
 
 
 
 
 
 

CONTROL Y SEGUIMIENTO A LOS ESTABLECIMIENTOS PÚBLICOS NOCTURNOS DEL MUNICIPIO DE OCAÑA

La Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental CORPONOR viene trabajando de la mano con el Comité  de Control y Vigilancia del municipio de Ocaña a través de los operativos para contrarrestar la contaminación auditiva generada por los establecimientos públicos nocturnos que excedan los niveles de sonido permitidos y que perturban la tranquilidad de la población Ocañera.

Los funcionarios adscritos a la oficina de Control y Vigilancia de la Dirección Territorial Ocaña junto a los miembros de la Unidad Técnica Ambiental, Secretaría de Gobierno, Secretaría de Planeación, Secretaría de Tránsito, Inspección de Policía, Comisaria de Familia y la Policía Nacional, realizaron las visitas pertinentes a los establecimientos públicos para verificar el cumplimiento de lo ordenado a la documentación expedida para este tipo de locales en especial el certificado de uso de suelo en conformidad para la realización de actividades comerciales, manejo de sonido en la zona de la Ciudadela Norte en donde se localizan varios establecimientos dedicados a la venta y expendio de licor.

 

De igual manera se atendió el llamado de la comunidad frente a denuncias presentadas por contaminación de ruido hasta altas horas de la noche en el parque San Agustín, encontrando jóvenes que estaban ingiriendo licor y tocando instrumentos, lo cual generaba inconformidad en el sector aledaño.

“Como funcionarios de la corporación, buscamos no solo realizar operativos de control ambiental, sino también jornadas de sensibilización con el fin de dar a conocer los altos niveles de sonido medidos con el sonómetro y la normatividad legal vigente que va en contra de la Contaminación auditiva”, afirmó el Ingeniero Ambiental Juan Carlos Rodríguez coordinador de la oficina de Control y Vigilancia de la Dirección Territorial Ocaña.

 

El control y seguimiento a los establecimientos se seguirá realizando a través de los operativos para contrarrestar la contaminación auditiva, como lo indica el Artículo 332.Contaminación Ambiental del Código Penal Colombiano que dice: El que con incumplimiento de la normatividad existente, provoque, contamine o realice directa o indirectamente emisiones, vertidos, radiaciones, ruidos, depósitos o disposiciones al aire, la atmósfera o demás componentes del espacio aéreo, el suelo, el subsuelo, las aguas terrestres, marítimas o subterráneas o demás recursos naturales, en tal forma que ponga en peligro la salud humana o los recursos fáunicos, forestales, florísticos o hidrobiológicos, incurrirá, sin perjuicio de las sanciones administrativas a que hubiere lugar, en prisión de 55 a 112 meses y multa de 140.000 a 50.000 mil salarios mínimos legales mensuales vigentes.