Martes, 23  de Abril 2019
Spanish English French Italian Portuguese
 
 
 
 
 
 
 

30 mil plantas fueron entregadas por CORPONOR en Norte de Santander para la protección de la Palma de Cera

Con el fin de proteger y preservar la Palma de Cera durante la celebración del Domingo de Ramos, el director general de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental – CORPONOR, Gregorio Angarita Lamk, realizó la entrega de 4 mil palmas de las especies areca y real a la Diócesis de Cúcuta, este martes en un acto oficial ante Monseñor Víctor Manuel Ochoa, Obispo de Cúcuta.

 

Está iniciativa liderada por la autoridad ambiental en el marco de la campaña "Porque la vida es sagrada, vive esta semana santa en paz con la naturaleza" busca sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia del no uso de la palma de cera, árbol nacional de Colombia que se encuentra en peligro crítico de extinción, con el fin de que no se compre ni comercialice esta especie durante la tradicional procesión del domingo de ramos como apertura a la semana mayor.

 

 “A través de la Diócesis y las parroquias podemos llegar a las comunidades llevando el mensaje de compromiso para que no solamente se siembre, sino que se cuide y proteja cada una de las plantas que hoy fueron entregadas' aseguró, Gregorio Angarita Lamk, Director General de CORPONOR.

 

Las plantas serán distribuidas en las diferentes parroquias de la ciudad para que los feligreses cucuteños vivan una Semana Santa en armonía con la naturaleza.

Esta misma actividad, se llevará a cabo en los diferentes municipios para la entrega del resto de ejemplares, a través de las territoriales de Ocaña, pamplona y Tibú, las cuales coordinarán la entrega con las diferentes parroquias del departamento.

 

 La importancia de la palma de cera radica en que es el árbol nacional, una especie que dura 100 años en su crecimiento y que puede llegar a medir hasta 80 metros y sin embargo es un tipo de palma que muere con tan solo arrancarle unas ramas, esta especie  puede llegar a perder miles de ejemplares en un solo domingo de ramos  y la afectación ambiental es más grave debido a que la palma de cera alberga otro tipo de fauna, especialmente al Loro Orejiamarillo, una especie en vía de extinción.

 

Por esta razón la subdirectora de recursos naturales, Sandra Gómez resalta la importancia de esta campaña que busca concientizar sobre la afectación ambiental e invita a sembrar un árbol y proteger el medio ambiente en esta semana mayor.

 

Por otra parte el obispo de Cúcuta mencionó que hace unos años empezaron a concientizar a los feligreses sobre el uso de la palma de cera, pidiéndoles que usaran palma areca o palma real más conocida como la palma de Cúcuta, de las cuales hay 8 mil sembradas de las que para este domingo de ramos se usarán 4 mil en la liturgia y se dejaran como símbolo de preservación de la naturaleza.