Martes, 24  de Octubre 2017
         
 

CORPONOR emprende acciones para manejo del conflicto entre seres humanos y fauna silvestre en La Playa de Belén

 

 

 

El reporte de uno de los campesinos de la vereda Fátima del municipio de La Playa de Belén frente a la presencia de felinos, y los rastros de huellas vistos por otros pobladores en cercanías a una quebrada, alertó a la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental – CORPONOR, para atender el llamado de los habitantes.

Al conocerse el caso por parte de Elibardo Bayona Tarazona, guardabosques de Parques Nacionales Naturales, la Corporación a través de la Subdirección de Recursos Naturales y la Dirección Territorial Ocaña, inició un trabajo conjunto con representantes de la Alcaldía, Parques Nacionales Naturales de Colombia y miembros del Comité de Educación Ambiental - CEAM, para adelantar acciones frente al conflicto entre seres humanos y fauna silvestre que se viene presentando, con el fin de concertar las medidas tendientes a mitigar la problemática y garantizar tanto la protección de las especies de felinos como la seguridad de la población humana.

“El pasado 12 de marzo me llamó un habitante de la vereda Fátima que queda a unos 6 kilómetros de acá de La Playa, para informarme la presencia de un león dicen ellos, que al parecer es un puma encontrado en una zona que se llama Las Delicias y unos rastros de huella en la quebrada Las Amapolas. Pero el primer reporte que hubo de avistamiento del felino, fue por unos cazadores que se encontraban en esa zona y escucharon unos ruidos y al mirar pues lo vieron, le hicieron un disparo y afortunadamente no le apuntaron” aseguró Bayona Tarazona.

La cacería ilegal punto clave dentro de esta reunión, es parte del problema principal que se presenta en esta zona del departamento.

“Acá hay una problemática con el tema de cacería desde ya hace muchos años, gente que culturalmente ha hecho esa actividad en esta zona pues creería que podrían haber diezmado las poblaciones de animales que los felinos consumen normalmente. La idea es lograr hacer un trabajo mancomunado entre las instituciones para lograr que esa actividad no se siga realizando y así lograr que esa fauna aumente y vuelvan otros animales que en esas zonas los han agotado hasta el punto de estar casi instintos acá localmente” afirmó el guardabosque.

Juan Carlos Rodríguez Osorio, funcionario de CORPONOR territorial Ocaña, quien con preocupación manifiestó la posición de la comunidad por cazar al felino, hizo un llamado a la protección de la especie.

“La idea es no generar un rechazo porque al fin y al cabo nosotros estamos en el planeta junto con los animales, y este tipo de animales que junto con su mayoría ya son escasos debemos más bien es protegerlos, entonces se están haciendo todas las acciones para abordar bien este tema y que la comunidad aprenda que sencillamente no es ir a cazarlo para llevarlo a un zoológico, hay que dejarlo en su hábitat natural y proporcionarle un espacio de convivencia y de comida, queremos llegar a la concientización porque la cacería no debe existir, esa actividad hay que dejarla porque al cazar se interrumpe ese ciclo biológico que tiene la misma naturaleza la cual provee de alimentos al felino”.

Para prevenir que se atente contra esta importante especie silvestre, CORPONOR adelantará la próxima semana con el apoyo de la Alcaldía de La Playa, Parques Nacionales y CEAM, una jornada de capacitación y sensibilización con la comunidad a fin de establecer lineamientos orientados a la atención de la problemática en campo, mediante estrategias encaminadas al ahuyentamiento de la especie pero sobre todo a garantizar su supervivencia en el ecosistema.

chat corponor