Martes, 24  de Octubre 2017
         
 

Proyecto BanCo2 se extiende a 43 familias campesinas de Santurbán

 

A 43 aumentaron las familias beneficiadas con la segunda fase del proyecto BanCO2, que a través del Pago por Servicios Ambientales, promueve la conservación de los bosques naturales de la región y mejora la calidad de vida de las familias de la zona de amortiguación de los Parques Naturales Regionales Sisavita en Cucutilla y Salazar de las Palmas.

“Este pago por servicios ambientales significa que durante 2 años estas familias van a recibir una remuneración de $600.000 para efectos de poder garantizar, no solo una alternativa de reconocer todo el esfuerzo que ellos han hecho como familia guardabosques en nuestro Páramo Santurbán, sino que también se convertirán en un modelo a seguir. Invitamos a todas las empresas que quieran demostrar su compromiso con la conservación y con el medioambiente y contribuir a la meta de cero carbono, que se vinculen y amplíen esta importante gestión de beneficios para nuestros campesinos”, resaltó Gregorio Angarita Lamk, director de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (CORPONOR).

Con la entrega oficial de los cheques que recibirán mensualmente cada una de las familias que se encargarán de continuar con el proceso de conservación de las áreas estratégicas de esta esta zona de páramo, se inició esta segunda fase del convenio de Pago por Servicios Ambientales liderada por la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (CORPONOR) y apoyada por Centrales Eléctricas de Norte de Santander (CENS) del Grupo EPM.

Para José Miguel González, gerente de CENS esta es una gran apuesta por el medioambiente: “Particularmente tenemos un gran propósito como empresa y es aportar a la construcción de territorio, al desarrollo de esta región y creemos que el tema ambiental es una palanca de valor para la calidad de vida de las personas y para el suministro de agua, por eso este esfuerzo y otras iniciativas, nos van a permitir llegar a tener una operación de carbono neutral al año 2025”.

El área de Santurbán, dentro de la cual se encuentra Sisavita, ha sido catalogada como una de las áreas prioritarias para la conservación en el país, en la que el 50.8% está cubierta por bosques andinos. Allí la biodiversidad biológica es tan rica que solo representa el 14% de toda la existente en los andes colombianos con un alto grado de conservación, por eso la labor de estas familias es fundamental para el equilibrio del ecosistema y la conservación de la fauna y flora que existe allí.

La importante regulación del agua se debe a una extensa y densa selva andina que permite crear allí el único clima fluvial de la región, donde llueve cerca de 200 días al año, aumentando la función productora de agua del páramo y donde se originan importantes cuencas hídricas que contribuyen a sostener los más importantes procesos socioeconómicos de la región.

Durante este evento de relanzamiento de la Fase II de BanCo2, se evidenció el trabajo de los equipos CENS, el grupo EPM y de CORPONOR, quienes se adentraron en las montañas del Páramo de Santurbán para realizar un documental, en el que se dio a conocer la voz de las familias, las experiencias y acciones frente al cuidado del agua, los bosques y de este proyecto, en el que se protegen 1.400 hectáreas de Páramo en Salazar de las Palmas y Sisavita, y con el que se pretende ampliar su cobertura, para que más familias se beneficien de este trabajo articulado.

 

chat corponor